La Armada Bolivariana se guía por las políticas de su máxima autoridad naval, para darle continuidad al legado del Comandante Supremo y Eterno de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez Frías

A 4 años de la siembra inmortal del Comandante Eterno Hugo Chávez Frías

A 4 años de la siembra inmortal del Comandante Eterno Hugo Chávez Frías(Caracas, 03 de marzo/OGECO) Hoy, en este día recordando la siembra de nuestro Comandante Eterno deseo gritar, lleno de emociones encontradas, lleno de revolución patriota y bolivariana, lleno de lealtad y firme creyente de los principios que nos hacen libres cada día deseo gritar que mi voz se escuche en  todos los confines de esta tierra y consiga el eco de todos los presentes…! ¡Chávez vive!... ¡Chávez vive!... ¡Chávez vive!  
Desde tu partida es decir, desde tu siembra esta patria libre y soberana te convertiste en espíritu, en alimento de nuestras almas, en el sentido patrio de nuestras vidas. Desde aquel cinco de marzo de 2013, dejaste de ser uno y te convertiste no en millones sino en infinito.
¡Solo el amor a Venezuela basta! Para que cada uno de nosotros entendamos en nuestras conciencias que la libertad depende de nuestra propia libertad individual, el ego solo puede vencerse a través del amor nuestra patria Venezuela solo puede salvarse si la amamos de verdad, con sentimiento revolucionario.
¿Y cómo manifestamos este amor? Pues, de la misma forma que demostró el Comandante Eterno Hugo Chávez, el amor hacia la patria, hacia la naturaleza, hacia nosotros mismos. De la misma manera que amo cristo al mundo de la misma manera que entregaron nuestros libertadores por nuestra libertad.
De eso se trata el legado que tanto arengamos, de eso se trata… de seguir el ejemplo incólume de nuestros revolucionarios eternos, de nuestros antepasados, de nuestra historia viva, Chávez es, ha sido y será nuestra historia viva…¡Chávez vive! No es solo una arenga, no es solo un grito de guerra o de combate diario, de buenos días. ¡Chávez vive! Es una afirmación de las más sublimes que tenemos porque en cada acción revolucionaria en cada acción de nosotros soldados de bien, está la acción del Chávez nuestro, en cada acción demostramos el legado dejado por nuestro comandante.
Conciencia señoras y señores, conciencia camaradas, conciencia compañeros de armas, conciencia y amor por nuestra Venezuela; solo eso basta para convivir juntos en perfecta armonía, cuales quieran sean nuestros credos o ideas.
Una comunidad está conformada de diversidades algunas de ellas complejas y difíciles de dirigir según nuestras propias creencias y crianzas, pero cuando existe conciencia y amor nace entonces la paciencia, la tolerancia y el perdón. ¿Y qué nos enseñó nuestro comandante Chávez? Pues lo que es hoy su legado eterno.
He traído hoy este mensaje para todos y todas ustedes, porque ya no podemos hablar de Revolución Bolivariana sin hablar de revolución chavista. Porque no podemos ya hablar de libertad sin recurrir al legado dejado por nuestro Comandante Eterno. De nuestra actuación como hombres y mujeres de bien, dependerá la buena salud de nuestro país.
El legado de nuestro Comandante Eterno recoge el legado de nuestros libertadores de todos los hombres y mujeres del mundo que han luchado por la libertad del ser humano, que han luchado contra cualquier especie del imperialismo, recoge el legado de todas y todos cuanto se han pronunciado y tomado acciones contra la miseria humana, contra la explotación del hombre y de la mujer, recoge además el legado de amor a la humildad, del amor al ser y cualquier ser vivo del planeta, recoge de esta manera también del primer revolucionario del mundo del propio Jesús de Nazaret.