La Armada Bolivariana se guía por las políticas de su máxima autoridad naval, para darle continuidad al legado del Comandante Supremo y Eterno de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez Frías

Celebrada misa de acción de gracias en el Comando General de la Armada Bolivariana
(Caracas, 04 de agosto/Ogeco) Consagrados en la fe y la espiritualidad, los integrantes de la gran familia naval celebraron una misa de acción de gracias, en la sede del Comando General de la Armada Bolivariana (CGAB), ubicado en San Bernardino (Caracas), para pedir que la bendición de Dios se extienda sobre el Alto Mando Militar y Naval, permitiendo el buen desempeño de sus funciones en pro de garantizar la paz, bienestar, tranquilidad y armonía del pueblo venezolano.
En la ceremonia eucarística oficiada por el capitán de fragata Alfonso Barbera, capellán del CGAB, asistió el almirante Edglis Herrera Balza, Máxima Autoridad Naval, acompañado del vicealmirante Álvaro Gutiérrez Falcón, inspector general del componente Armada; almirantas y almirantes directores navales; así como oficiales superiores, subalternos, tropa profesional, tropa alista y personal no militar plazas del CGAB.
“Debemos ser constructores de paz, tranquilidad y armonía, desde nuestros puestos de trabajo, el hogar y en cualquier lugar en el que nos encontremos”, expresó el CF Alfonso Barbera, durante la misa, en la cual se elevaron oraciones al Todopoderoso y a la Virgen del Valle, para que iluminen el camino de los hombres y mujeres de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).
Asimismo el ALM Herrera Balza expresó “los marinos somos muy espirituales, creemos en la solidaridad y en el amor al prójimo. Por ello debemos seguir el ejemplo de nuestra Virgen María cuando dijo el sí generoso para cumplir su misión de dar vida al hijo de Dios”.
Esta es una oportunidad propicia para que “renovemos el entusiasmo y el compromiso de trabajar por una gran Venezuela. Yo vengo con mucho entusiasmo a trabajar, con humildad, pero con mucho compromiso y eso le pido a todos, lo que les pido es mucho trabajo y mucha unión; hay que hacer un gran esfuerzo para apartar la intriga, la envidia, el odio y el egoísmo”, dijo.
Igualmente agradeció la presencia de la gran familia naval que ocupa una plaza en el Comando General y los exhortó a continuar trabajando “con mucha ética, valores, principios y sobre todo con mucha humildad” para seguir avanzando en el camino de la paz, del dialogo superior, como ya se está enrumbando el país a través del proceso constituyente.